Documento de trabajo - Pensar los recursos naturales como motor de la innovación

Una mirada estratégica sobre el triángulo del litio: marco normativo y políticas productivas para el desarrollo de capacidades en base a recursos naturales

Área de Recursos naturales

Autores

Durante más de una década, desde comienzos de los 2000, los países exportadores de materias primas se vieron beneficiados por un aumento en sus términos de intercambio. La bonanza motivó una serie de estrategias para promover la diversificación del tejido económico, a partir de la creación de eslabonamientos productivos vinculados a los recursos naturales. El litio ofrece un caso crucial para analizar estas estrategias. En primer término, se trata de un elemento crítico en la actual transición global hacia una economía menos dependiente de combustibles fósiles. En segundo lugar, los países del así llamado triángulo del litio —Argentina, Bolivia y Chile— dan cuenta del 58% de los recursos mundiales de litio, y tienen también un papel de moderada importancia en la producción. Por último, estos países vieron en el recurso un insumo estratégico con potencial para desempeñar un rol importante en el desarrollo económico de cada país a partir del papel de la ciencia y la tecnología.

El documento analiza  las estrategias tecnoproductivas adoptadas en cada caso para alcanzar este último objetivo. Los instrumentos de política utilizados para la implementación de estas estrategias han estado fuertemente condicionados por el marco normativo que configura el régimen de propiedad, las modalidades de acceso y de explotación, y la disponibilidad final del recurso para su realización en el mercado. Del análisis resulta que Chile y, sobre todo, Bolivia, implementaron estrategias tendientes a mejorar la captación de renta por parte del Estado y a localizar actividades productivas relacionadas con el procesamiento del litio. En el caso de Chile es el sector privado el que asume la función productiva, mientras que en Bolivia es el Estado el que lidera este proceso a través de una empresa pública. 

El caso de la Argentina ofrece un panorama distinto, con la conjunción de tres elementos significativos: un marco normativo poco favorable al desarrollo de políticas productivas, visiones encontradas sobre la estrategia correcta, y falta de coordinación entre provincias y niveles de gobierno. Todo ello ha resultado en que las políticas implementadas en nuestro país persigan objetivos fragmentados. Adicionalmente, las políticas para promover eslabonamientos productivos y el desarrollo de capacidades tecnológicas fueron comparativamente más débiles y contaron con menores recursos. 

El trabajo presenta algunas ideas sobre el proceso necesario para la construcción de una agenda estratégica en relación con el litio en la Argentina. Para avanzar en esa dirección resulta imprescindible  superar las tensiones entre las visiones extractivista e industrialista sobre el recurso, de modo de construir una alternativa que aspire, al mismo tiempo, a aumentar el volumen de producción y a promover el desarrollo de capacidades tecnológicas y productivas. El proceso de construcción de esa agenda debe ser abierto, incorporando en su definición a los actores productivos, al sistema de ciencia y técnica, a las comunidades que habitan en las zonas aledañas al recurso y a organizaciones de la sociedad civil que trabajen sobre aspectos ambientales. La implementación de esta agenda requiere también diseñar una cartera de proyectos orientados a la construcción de capacidades tecnológicas y productivas. Su inspiración debe estar en las políticas de innovación orientadas por la idea de misión, políticas que aspiren a la factibilidad económica y cuyo diseño resulte de un proceso colaborativo entre gobierno y sociedad civil, y entre distintos niveles de gobierno.

Sigamos conectados

Sumate a nuestra red y recibí las novedades según tus áreas de interés.

Suscribirme